La motivación en la elección de destinos

El viaje ha estado presente en el ser humano desde sus inicios. Al principio, como para muchos animales, el viaje formaba parte de la supervivencia. Sin embargo, hoy en día el viaje ha adquirido un concepto más hedónico. El turismo ha pasado de ser un privilegio que muy pocos podían permitirse, a un producto demandado y consumido por gran parte de la población. Pero, ¿qué impulsa al ser humano a viajar?

¿Cuáles son las principales motivaciones de un turista a la hora de elegir un destino?

Para contestar a esta pregunta, hay que analizar el papel de la motivación en la decisión de viajar y en la elección del destino. La motivación, como componente dinamizador del comportamiento humano, dirige la conducta considerando ciertos destinos más atrayentes que otros. Aunque el aprendizaje y la personalidad de cada uno juegan un papel relevante en la elección, hay ciertas pautas claras que se dan en la mayoría de las personas a la hora de viajar.

Lo primero que hay que valorar, es el instinto de supervivencia propio en todo ser humano, que le impulsa a elegir destinos seguros en contraposición a lugares en guerra o con altos índices de criminalidad. Es evidente que los conflictos dentro de un país dañan la imagen de los turistas y frenan la llegada de éstos al país. Por eso, dar una imagen segura y estable al mundo, es una forma de atraer turistas y ofrecerles una alternativa ante aquellos destinos que no pueden garantizar lo mismo.

Dentro de las motivaciones principales de una persona a la hora de viajar, encontramos la necesidad de desconectar de la vida cotidiana y cambiar de ambiente. El turismo tiene que ofrecer un cambio, una alternativa a lo que estamos acostumbrados habitualmente. Es por eso que ciertos destinos se venden como exóticos y se resaltan las diferencias con otras culturas. Conocer personas nuevas, aprender otras formas de vida y tener nuevas vivencias es otra motivación habitual a la hora de viajar. Cuando una persona viaja, no suele desear encontrar lo que ya conoce, sino descubrir algo nuevo. La curiosidad, motor de la motivación, es un componente importante a la hora de entender ciertas elecciones de destino. Las actividades físicas, ya sea la práctica de deportes o la búsqueda de aventuras y experiencias, también tienen un papel relevante para elegir un destino.

Las modas, la publicidad y la opinión de personas con cierta influencia también son relevantes a la hora de elegir un destino. Aquí entra en juego el poder que las redes sociales tienen hoy en día. Una buena crítica o una recomendación de una persona influyente, puede disparar las ventas de un producto o destino. Esto es un hecho conocido en marketing y se utiliza para cambiar la actitud hacia un producto mediante la asociación con una persona famosa. Son muchas las marcas que usan influencers, actores, cantantes o deportistas en sus campañas para cambiar la percepción de un destino o producto y generar una motivación hacia su marca que antes no existía.

También hay que tener en cuenta los recursos económicos del turista, que limitan la decisión de viaje. Al igual que las recomendaciones de amigos y familiares. No sólo la opinión de personas influyentes, como comentaba anteriormente, tienen peso en la decisión. Las opiniones del círculo cercano de cada persona pueden intervenir en la decisión de viajar a un destino o comprar un producto turístico. Esto es algo que saben las marcas y que ya están fomentando mediante programas de fidelización a través de la recomendación, donde se ofrecen descuentos si un cliente trae a otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: